01 julio, 2009

Jaime Sabines

Hasta que ingresé a la Universidad tuve la fortuna de toparme con un profesor que me EXIGíA leer al menos un libro de 200 páginas por semana; malamente yo no tenía ni el 5 % de costumbre para hacer ésto.

Gracias a él me he conseguido muy buenos libros, no tan inclinados hacia temas de la revolución mexicana y derivados que nos dejaba leer en aquel 1er semestre, pero sí a un gusto MUY personal.

El otro día andaba por la concurrida CACHANILLA y en un pasillo topé con la librería, decidí entrar a ver qué textos me conquistaban. Entre muchos que ví, encontré uno de la recopilación de poemas de Jaime Sabines, era ENORME y me decía CÓMPRAME. Miré mi billetera y traía el dinero exacto para otros pendientes. sháaa-la-laa. En otra ocasión será...Llegué a mi casa y emprendí la búsqueda de aquel libro en internet para leer un rato...


Puedo decir que la manera en que habla en cada una de sus líneas hace que me teletransporte hasta el lugar donde lo escribía, hasta puedo CASI ser testigo de cada descripción que menciona, que deliciosa sensación.



"Cuando tengas ganas de morirte"


Cuando tengas ganas de morirte
esconde la cabeza bajo la almohada
y cuenta cuatro mil borregos.

Quédate dos días sin comer

y veras que hermosa es la vida:

carne, frijoles, pan. Quédate sin mujer: verás.


Cuando tengas ganas de morirte
no alborotes tanto: muérete y ya.

******************************


"Me preocupa el televisor"

Me preocupa el televisor. Da imágenes distorsionadas últimamente. Las caras se alargan de manera ridícula, o se acortan, tiemblan indistintamente, hasta volverse un juego monstruoso de rostros inventados, rayas, luces y sombras como en una pesadilla. Se oyen palabras claramente, la música, los efectos de sonido, pero no corresponden a la realidad, se atrasan, se anticipan, se montan sobre los gestos que uno adivina.

Me dicen que un técnico lo arreglaría en dos o tres días, pero yo me resisto.
No quiero la violencia: le meterían las manos, le quitarían las partes, le harían injertos ominosos, transplantes arriesgados y no siempre efectivos. No volvería a ser el mismo.

Ojalá supere esta crisis. Porque lo que tiene es una fiebre tremenda, un dolor de cabeza, una náusea horrible, que lo hacen soñar estas cosas que vemos.


************************

"Para hacer funcionar a las estrellas"

Para hacer funcionar a las estrellas es necesario apretar el botón azul.
Las rosas están insoportables en el florero.

¿Por qué me levanto a las tres de la mañana mientras todos duermen? ¿Mi corazón sonámbulo se pone a andar sobre las azoteas detectando los crímenes, investigando el amor?

Tengo todas las páginas para escribir, tengo el silencio, la soledad, el amoroso insomnio; pero sólo hay temblores subterráneos, hojas de angustia que aplasta una serpiente en sombra. No hay nada que decir: es el presagio, sólo el presagio de nuestro nacimiento

Jaime Sabines*

2 Co-MENTAD@S:

DeSi®Ée dijo...

No se apure, que donde yo vivo no vienen tan juertes las aguas jijijiji.

Hoy llovio mucho :)

Besos

Gaby dijo...

Sanders tengo una queja:
Estuve media hora -sí, MEDIA HORA- buscando el mugroso link para poner mi bella firma y no lo encontraba, ¿esperas que me quede ciega de nuevo? te pasas u.u

En fin... cómo se llama el libro de Sabines q viste? Digo, no es que la poesía me guste, pero me llamó la atención. Ya sabes, uno buscando cosas nuevas para leer y cultivarse.