19 mayo, 2009

Mexicali TQ sin Graffiti

Mi servicio social [1ra etapa] será en el programa: Mexicali TQ Sin Graffiti, consistirá en ir a dar pláticas a estudiantes de secundaria de la ciudad y alrededores [según donde nos designen] para decirles que grafitiar no les deja nada bueno así como informar las consecuencias legales si se ven involucrados en ello y terminamos con un programa de arte urbano donde los chicos participan/ borran los graffitis alrededor de su escuela y plasman sus diseños.
La verdad es que ya leyendo y con la capacitacion te la pintan bien facilito de trabajar con jóvenes pubertss entre 12 y 15 años de edad, pero la verdad es otra, si que sí.





A mi se me dificultaba mucho pero MUCHO hablar o exponer delante de cualquier grupo de personas en cuestiones escolares, ya en rollos de relajo pues naaa, pero de plano así me pongo de pánico escénico, leí lo que escribió TIGER y me identifiqué un chorro con ella en ese aspecto, siento que todo en mi cabeza está en orden pero a la hora de hablar nomás me la paso cantinfleando. bien feo mi caso.

Eso ha cambiado de un tiempo a la fecha, estoy asistiendo a un curso de creatividad y ahí me han ayudado a quitarme esos miedillos que tenía y se ha notado mucho este semestre en la Uni y me siento muy bien :)

Entonces, estábamos en que daría pláticas anti-graffiti en secundaria, cierto??...ha pues la primera secundaria que nos toco es ni más ni menos que el Salvatierra [miedoo!!!] ...Intituto privado, de lo más "nice" y que ofrecen "mejor" educación en la ciudad = a jóvenes puberts en potencia de hiperactividad medio alsaditos.
Ya le dije a mi compañero que pobre de él que me deje morir sola y falte un día!!! jajajaja
Me gusta el proyecto, será algo nuevo para mi y sobre todo la mejor parte: en menos de un mes libero mis 300 hrs de servicio social , jujú!!



******************************



Por cierto, ya se enteraron de que mis Nortec andarán en el UNIfest que organiza la sociedad de alumnos por el día del estudiante?? vayan , vayan!!! y luego vienen con la Banda Aguacaliente. madre mia!...en vivo son la onda.



8 Co-MENTAD@S:

J. Lüver dijo...

no estoy muy deacuerdo contigo en eso de que no les deja nada bueno :(


yeah!! noretc rifa machín perrón y más las chuladas que hacen con esa "cajita" de ritmos yamaha

DeSi®Ée dijo...

Muy interesante el servicio social :)

Ojala tengan exito, porque muchos se escudan en la libertad de expresion... Una cosa es libertad y lo otro libertinaje, mira que hasta pintar monumentos o cosas historicas, eso si esta pesimo. Ademas q hay graffitis buenos, muy artisticos.

Suerte con los muchachitos :)

Quitese la pena :) O tome clases d actuacion sirven para comportarse ante muchas personas.
Tambien practique la respiracion, por dentro puede estar muerta del miedo, pero que no se refleje.

No entendi ira a ver a Nortec o_O Bueno si es afirmativo, se divierte montones :P

dulce dijo...

No podría estar más en desacuerdo con la campaña que ahora estás apoyando pero to be honest expresarte todo éste rechazo requiere más tiempo del que tengo por ahora disponible. Así que aprovechando que hay otros igual que yo anexo aquí un breve ensayo del señor badbit que toca algunos puntos interesantes al respecto. Aquí va:

"Dentro del fabuloso libro de J. M. Coetzee Waiting for the barbarians, el coronel Joll lanza una expedición en alguna tierra inhóspita para capturar a varios "bárbaros" e interrogarlos acerca de las motivaciones y planes de conspiración que tienen contra el imperio. Cuando regresa a su campamento cargando con varios negros amarrados de cuello en cuello, uno de los magistrados imperiales le advierte que los capturados no son bárbaros, si no pescadores sedentarios y pacíficos. El coronel hace oídos sordos, y comienza a torturarlos uno a uno para obtener la información y demantelar el movimiento rebelde. Termina con las manos vacías: Varios muertos, algunos mutilados, pero nada de información. El fracaso de su misión solamente lo hizo aferrarse más a su objetivo original, y buscar con más empeño la conspiración, por los mismos métodos. Obtener resultados diferentes haciendo lo mismo...

dulce dijo...

Era necesario para el coronel que los pescadores sedentarios fueran "bárbaros". Su existencia misma se basa en la presencia de la “incivilización” y lo primitivo (y en base a esto Coetzee hace una disección de las inseguridades de la cultura occidental). Cuando el magistrado expresa un emotivo discurso explicando que los pescadores todavía no comprendían el afán del imperio por invadir sus tierras y alejarlos a lugares cada vez más áridos e inhóspitos, mientras tienen la secreta esperanza de que acaben con todos los recursos naturales para que por fin se vayan a su casa, el coronel hace oídos sordos. Simplemente se escuda detrás de sus lentes oscuros y parece no escuchar.

Saco esto a colación por una guerra que está sucediendo en la ciudad, y que me tiene rascándome la cabeza por lo absurdo de la misma. Quizá habrán notado que a lo largo y ancho de Mexicali se han pintado algunas paredes que anteriormente estaban plagadas de grafitti, y que actualmente tienen un logo que dice: "El Mexicali que Queremos". Este movimiento es organizado por varias instituciones locales, incluyendo la UABC.



No me sorprende en absoluto esta campaña. Hace unas semanas, en mi clase de periodismo, me sorprendí cuando se inició un debate en donde muchos de los alumnos alegaban que "el graffitti no es cultura" por que "se mira horrible" (debí haberlo esperado de una clase en donde otros alumnos también afirman que "internet no es un medio masivo de comunicación" y otras linduras por el estilo.) Aunque no intenté hacer una apología al respecto, repliqué que a pesar de lo que ellos pudieran pensar, este tipo de manifestaciones sí son cultura de acuerdo a definiciones que ahí mismo en la escuela nos han dado y que les han pasado de noche, además de que el graffiti no lo inventaron los cholos de la Robledo. Todo lo contrario, viene desde hace cientos y cientos de años y hay casos conocidos dentro del imperio romano.

dulce dijo...

La estética hegemónica ya pasó de moda desde hace mucho tiempo. Los cánones de lo bello, el arte elevado y el antiarte son discusiones muy obsoletas que el “sentido común” se niegan a enterrar. Regresar a un periodo de negación del graffiti como manifestación cultural es ir a paso de cangrejo. Lo que se me respondió era que los graffiteros no tienen conciencia de su entorno, por lo tanto no lo aprecian, y por lo tanto está bien para ellos “denigrarlo” como lo hacen. He ido aprendiendo poco a poco a irme quedando callado en esa clase.

Pues bien, los graffiteros han respondido a esta campaña de la mejor manera: Han tachado el logo en muchos lugares, han vuelto a rayar las paredes supuestamente limpias y a una velocidad impresionante. Mientras que "Mexicali Te Quiero Limpio" necesita un papeleo lleno de firmas, aprobación de presupuestos y todo un orden burocrático, los grafiteros no necesitan el permiso de nadie, sólo una lata de pintura y un poco de inciativa. Me comentaba un amigo que los veía hasta más motivados, escuchando música y demás, mientras se apropiaban de nuevo sus paredes habituales. La batalla es puramente simbólica: Ambos desean poseer el muro, quieren que su mensaje sea el imperante.

Para mí ambas ideologías son igual de ajenas. No soy graffitero, no los conozco, pero tampoco estoy de acuerdo con la campaña de “El Mexicali que queremos”. La gran diferencia es que una de ellas está utilizando mis impuestos, y la otra no. Una dice que habla por mí, la otra no.

dulce dijo...

¿Acaso esta campaña tendrá algo que ver con la próxima llegada de la serie del Caribe a Mexicali? ¿Acaso esta movilización no corresponde más a los intereses de los organizadores y de la presidencia municipal que a la de la población en general? El graffiti ha estado ahí desde hace años y años, sin embargo borrarlo hoy es muy conveniente, y les aseguro que este gran empeño se desvanecerá como llamarada de petate. De la misma manera que cuando vino Pavarotti desapareció toda la gente de la calle de un día para otro.

En otra escena de Waiting for the barbarians se le exige al magistrado imperial que traduzca unos papeles escritos en algún dialecto de los bárbaros. El magistrado se había convertido en sospechoso de traición contra el imperio por haber expresado opiniones “en favor de los bárbaros”, como aquella de que no eran tales, si no personas pacíficas y seres humanos. El magistrado ni siquiera conoce el dialecto en el cual están escritos los papeles, sin embargo el coronel Joll supone que por su cercanía a aquellas tribus ya debe conocerlo. Las traducciones ficticias que ofrece el magistrado tratan de sensibilizar a los militares, pero es inútil: Ellos no escuchan nada que no diga que los bárbaros son violentos y que desean derrocar al gran imperio. El agente que estaba dispuesto a tomar nota de lo que dicen los papeles nunca mueve su lápiz, esperando sólo aquello que es conveniente escuchar.

Los graffiteros y la gente de la calle son muy inconvenientes para la visión hegemónica de Mexicali. A la gente emprendedora y a las maquiladoras les duele esa espinita en el zapato, sin la cual sería mejor vivir. De manera que se está librando una guerra absurda, imposible de ganar y condenada al fracaso. Ambos bandos lo saben.

También se me alega un argumento con mucha frecuencia: Que los “vándalos” no intelectualizan tanto lo que hacen, que ellos no tienen el complejo discurso que yo estoy intentando adjudicarles. La mejor respuesta que encuentro es que las personas de la campaña (que cuentan con mucho más presupuesto y gente con más títulos universitarios) parecen hacerlo aún menos.

dulce dijo...

Por lo pronto, aunque digan que se mira horrible, aunque digan que es un problema social y a pesar de que rayan las paredes de mi propia casa, le doy gracias a esos "bárbaros" inconformes que están ahí como un espejo, como un escupitajo en la cara, para gritarnos diariamente lo retorcido que está el mundo hegemónico que nos quienen hacer tragar a diario. Ese mundo que les dice: “Claro que puedes protestar, pero va será bajo mis reglas. Puedes grafitear, pero donde yo te diga. Puedes rebelarte, pero a mi manera”.

Lo único que les pido es que no se rindan, y por fortuna estoy totalmente seguro de que no lo harán y el imperio no tiene la inteligencia de buscar una forma diferente de arreglar sus problemas."

Lo que me parece más escandaloso es que los señores candidatos y demás anunciantes tengan toda la libertad de tapizar la ciudad con cualquier cantidad carteles y publicidad sin que gobierno del estado les estorbe... claro, si ellos pagan, no tiene porqué haber problema.

dulce dijo...

Y en cuanto a tu temor de ir al insituto salvatierra, sólo habrías de preocuparte si alguno de ellos pregunta por alguna de las incoherencias que el programa implica, sobra decir que dudo mucho que suceda.

Te recomiendo buscar algo del mundialmente famoso Banksy... después de él yo pensaría que no estamos para discusiones sobre si el graffiti se vale o no se vale, pero bueno.
Ojalá te sirva de algo la experiencia y espero que la campaña sea un fracaso.
Saludos.